Se puede tener como mascota?

image25

7 movitos para tener un cuy de mascota

1-Sólo tienes que conseguir una caja de cartón, una pecera o una pequeña jaula para adecuar en ella su dormitorio, baño y zona de juegos. Por lo demás, sólo tienes que seguir los tips para cuidar un cuy y disfrutar de su agradable compañía.

2- Brindarles comida a estos tiernos roedores no reporta mayores complicaciones ni altos costos. Su dieta ideal se compone de pequeñas dosis de frutas, vegetales y semillas. Sin embargo, es mejor seguir al pie de la letra los consejos para alimentar un cuy y evitarle problemas de salud.

3- Lo mejor de tener un cuy como mascota es que es un animal sociable, lindo y tierno del que, una vez te has ganado su confianza, nunca recibirás una agresión. Y lo mejor de todo es que cuando los llamas por su nombre corren hacia ti como si fueran un perro.

4- Su tamaño es tan diminuto que algunos ejemplares pueden caber en la palma de una mano. Por lo tanto, no requieren de mayor espacio para vivir felices. De hecho, las medidas ideales para la caja o pecera donde suelen vivir son de 90 cm de largo x 40 cm de ancho y 35 cm de alto. Sin embargo, debes tener presente que el espacio debe ser mayor en proporción al número de ejemplares que desees tener.

5- Son animales limpios por naturaleza. Su orina no es tan fuerte y sus heces fecales son pequeñas bolitas duras y redondas fáciles de remover. Lo importante es adecuarles un área de baño con aserrín y periódico donde ellos puedan hacer sus necesidades fisiológicas. Ten presente que debes cambiar estos elementos a diario porque la suciedad le fastidia y puede lastimarlo. De otra parte, no es necesario bañarlos. Con un trapo húmedo los puedes limpiar periódicamente, especialmente cuando tengan contacto con la hierba o zonas externas a su caja.

6- Los cuyes son delicados y excelentes compañeros en el hogar, A diferencia de lo que muchos creen, el cuy es un animal de compañía que, por medio de pequeños ruidos, te puede hacer saber que tiene sueño o hambre, que desea salir al pasto o, simplemente, meterse entre tu cuerpo para que lo acaricies.

7- Los cuyes no necesitan de vacunas, ni desparasitación periódica. Si se mantienen limpios y se les da una buena alimentación y todo el amor del mundo, pueden vivir toda su vida sin necesidad de visitar el veterinario.